lunes, 11 de enero de 2010

Acopio de fuerza

En los lánguidos brazos del otoño
tiemblan mis ganas congeladas
aquellas que como tiernos retoños
sufren sin el sol y sus hadas

Calma, vino y poesía
es lo que ahora buscan mis ojos
sueños difusos que todavía
calientan mi corazón perezoso

En este tiempo que congela hasta el alma
vivo de pequeños detalles grandiosos,
de un abrazo, una película, unas cañas...
de las risas entre amigos y alborozo

Y cuando llega el ocaso
a mi reino sagrado retorno,
y entre caricias gatunas, acaso
dibujo una sonrisa en mi rostro

Y pienso en lo bello que me embarga
en los encuentros sorprendentes y misteriosos
en lo que tengo, y no en lo que falta
en lo afortunado que soy por todos vosotros

Y recupero las fuerzas
la ilusión, la magia y el arrojo
y entran en erupción mis chacras
y me abrazo a la vida y a sus gozos......


Para fuerza y energía, Carmen París...... Como adoro a las mujeres fuertes......


1 comentario:

  1. bello! así se habla.. podemos con esto y con más! muakkkks!!! :)

    ResponderEliminar

Recuerda al opinar que tu libertad termina donde empieza la del otro. Respeta y serás respetado.