lunes, 27 de julio de 2009

La danza de los árboles

Un amigo me dijo que el sábado era el día de la Pachamama, que saliera al campo y me abrazara a un árbol, y dejara que la energía de la tierra fluyese por mi cuerpo.... y algo así ocurrió.....


Mastodónticos se alzan,
en su tallo monstruoso,
sobrecogedores danzan,
en un baile tierno y a la vez hermoso.

Si los miras fíjamente
balancearse a merced del viento
puedes captar la corriente,
la sensualidad en movimiento

puedes sentir la dulzura
con que juntos se abrazan y arrullan,
ese fluir de materia oscura
que comunica sus almas con la tuya

En este paradisíaco lugar
me siento parte de su baile,
siento que algún día podré encontrar,
mi propia danza sobre el alambre.

Cierro los ojos,
dejo que el viento acaricie mi pecho,
siento sus invisibles dedos en mi cuerpo,
siento su abrazo, tan parecido a mis recuerdos....

El aire inunda mis pulmones,
el sol alimenta mi piel,
pachamama acaricia los corazones,
de aquellos que a la ternura ansían volver...



jueves, 23 de julio de 2009

Soñando con el amanecer

Yo, me, mi, conmigo
vago en la noche
anhelando la calida de voz
de un amigo.

Yo, me, mi, conmigo
apuro la oreja
buscando el sonido,
¿el mundo paró?
o ¿fallaron mis oidos?

Busco con las manos mi pecho...
puedo escuchar aquí dentro...
el atronador eco ... del silencio...

Cierro los ojos,
me abandono despacio en los cálidos brazos de Morfeo,
él sabe,... los dos sabemos....
que mañana volverá a salir el sol...
mañana se abrirán miles de puertas de nuevo...
otra noche que acaba,
otro día que empiezo...



martes, 21 de julio de 2009

El llanto de Lancelot

Hoy la rabia me desborda,
en oleadas que surgen de mis entrañas,
de ira me invaden hordas
que quisieran desgarrar todas mis patrañas...

Una turba de bárbaros
corre por mis venas centenarias
una turba de parias y vasallos
incendiando mis mentiras solitarias

Hoy la noche engalana mis ventanas
dulce decorado de faroles y guirnaldas,
ajena a la última batalla
a hierro y fuego, que mi corazón desangra

millones de sombras atormentadas
por mi boca escupen sus proclamas
millones de almas desesperadas
que no encontraron en este mundo su nirvana

Quisiera quemarlo todo
arrasar esta tierra mancillada
cubrir el mundo de inmundo lodo
y apagar de la esperanza toda llama

Y en el último suspiro de este mundo
abrazar la belleza del silencio
y llorar, como caballero sin escudo
por la pérdida de todo lo que fue bello

lunes, 20 de julio de 2009

jueves, 16 de julio de 2009

Sociedad de estereotipos

Harto, esa es la palabra, no hay ninguna que lo pueda definir mejor.
Ayer volvía en mi coche de trabajar en Valladolid, me había pegado dos días de curro y 200 kilómetros de vuelta a casa, estaba cansado y solo quería llegar a mi casa ponerme música y descansar. Nada más llegar a Madrid me topé con un control de la policía nacional, como ha ocurrido varias veces los policías encargados de seleccionar a los conductores que había que parar dejaron pasar varios coches y cuando me llegó el turno me pararon, claro, soy culpable de tener aspecto de delincuente, es lo que provocan el pelo largo, pendientes y barbas en un hombre joven en esta sociedad de la "buena imágen".
Después de pararme me tocó el típico policía chulo que te aborda con frases como "¿qué pasa que tenemos prisa?", todo esto en una calle de ciudad que el límite es 50 (límite que no sobrepasaba ni de broma) y sin que el agradable policía tuviera ningún radar, porque en ese caso me habría multado directamente (en el hipotético caso de que superara esa velocidad), conclusión: no me puedes multar pero vas a tocarme un poco las pelotas por peludo y "pintas". Como uno está harto de este jueguecito decidí no callarme y contestar a todo, con educación pero con firmeza, como premio el agradable policía me hizo parar y unos compañeros suyos me registraron entero a mí (palpándo incluso en la goma de mi calzoncillo por si guardaba una china de hachis) y registraron completo mi coche. Por suerte no todo el mundo es igual y estos dos policías que hicieron esta parte del trabajo al verme con cara de cabreo me dijeron "no te enfades hombre que esto es rutinario" y cuando les expliqué que por tener determinado aspecto me paran siempre y que uno está cansado de este trato discriminatorio no pudieron menos que darme la razón, me trataron con exquisita educación y yo les agradecí el trato, dejándoles claro que para mí son una excepción respecto a lo que me he encontrado.
Me resulta increible que en el 2009 en una sociedad "progresista" y "civilizada" los clichés y los estereotipos sigan marcando tanto en las fuerzas de seguridad, y que quede claro que no me quejo de que haya controles, me quejo de que no sean para todos, sino solo para los que responden a una determinada imágen que encaja con los prejuicios de las personas con poder.
Cuando veo controles de documentación para inmigrantes pienso lo mismo, no entro en si es justo reclamar documentación por la calle a gente que no ha hecho nada, pero si se hace que sea para todos, no solo para los que tienen unos rasgos raciales distintos a los europeos, puesto que la nacionalidad no va unida a la raza, yo podría ser un inmigrante ilegal a pesar de ser de raza blanca, pero a mí nunca me pararán en uno de esos controles y en cambio si pararán a un negro o asiático o de donde sea, aunque tenga la documentación en regla y lleve toda la vida en españa. Y alguno me dirá ¿si no tienes nada que ocultar qué te molesta que te paren?, pues me molesta la discriminación, eso es lo que me molesta, recuerdo a una mujer colombiana con diez años ya de ciudadanía española y con toda su documentación en regla, es decir, una ciudadana española que colabora como el resto a la evolución de este país, esta mujer me dijo una frase que me impactó: ¿cuándo dejarán de tratarme como un extranjero?, lamentablemente la respuesta es nunca, mientras no cambiemos nuestra educación y nuestros prejuicios,.. nunca.

lunes, 13 de julio de 2009

Búsqueda eterna....... amor efímero

Te vi entre la multitud,
tus ojos me secuestraron,
anclados a un cuerpo radiante de luz,
un cuerpo nuevo, otro peldaño....

Esos ojos me iluminaron,
esa sonrisa dulce me hipnotizó,
ese aura de ardor milenario,
esa inocencia de redención....

Te sigo como un demente,
anclado a esos ojos color sol,
te encuentro a contracorriente,
en muchos cuerpos, con mucho amor....

Encarnación de un ideal,
de un sueño, de un sentimiento,
de la huída hacia el frente de lo banal,
de la vida como perpetuo movimiento....

Te escapaste de nuevo,
en silencio,
dejando flotar entre nubes
tu sonrisa mecida por el viento....

Y volví a recordar tu millón de rostros,
ese entorno poderoso de tus ojos misteriosos,
y volví a recordar mi soledad,
mi sensación de vértigo, cuando tú no estás....

Imágen de: Luis Royo

viernes, 10 de julio de 2009

Nubes de algodón

Ayer tuve la suerte de acudir a un concierto especial, en el museo antropológico de Madrid, "Madera de Cayuco", a parte de ser una música muy alegre y divertida tiene unas letras que dan que pensar, (las que entiendo, porque muchas eran en lenguas africanas), y depués cañas y cañas, .... las noches veraniegas madrileñas deberían ser nombradas patrimonio de la humanidad....


En una nube de algodón
floto por encima del suelo
tarareando una antigua canción
de otra vida, de otros tiempos

peregrino en la tierra del sol
vago buscando un anhelo
apátrida del amor
que en la risa encuentra consuelo

compañeros en esta función
uno encuentra si no es ciego
hasta que no caiga el telón
no cejaremos en el empeño

de seguir aguantando el tirón
de seguir persiguiendo algún sueño
de patear con rabia el rincón
de la pena, la pereza y el desconsuelo

la mochila llevo en el interior
cargada de momentos malos y momentos buenos
que me acompañan en cada estación
de este viaje que cada día emprendo

Hedonista del corazón
soñador de altos vuelos,
rastreo el mundo buscando pasión,
que me eleve más allá del cielo...




Imágen tomada de: http://www.flickr.com/photos/9046115@N06/2310296372

miércoles, 8 de julio de 2009

Rodeado

Unos días soy Simbad,
rodeado de aventuras,
navegando en mi drakar,
por encima de las dudas...

Otros días soy aquél,
que habita en el viejo cádillac,
se regocija en los porqué
y de la vida no admite dádivas..

Arriba y abajo,
todo el tiempo bailando,
la mañana me trajo
una sonrisa y un llanto....

No hay pilares, no hay seguros,
floto como mariposa por encima de los muros,
hermosa como el amanecer
y frágil, como el recuerdo del ayer

Ésto es la vida, nos engañaron,
nos prometieron verdades que el camino se ha llevado,
ahora aprendemos de nuevo
el camino que queremos,
el camino del viajero,
solo en mitad de la noche,
rodeado de compañeros distantes,
rodeado de recuerdos
rodeado de sueños

domingo, 5 de julio de 2009

Que siga la fiesta

Cómo quiero a estos chicos, que bien me he sentido en vuestra compañía......

Despedida

Marcos deja el vaso en la mesa, con dos temblorosos dedos recoge del cenicero ese extraño vehículo que le transportará a la melancolía, a la oscuridad, el acompañante perfecto para esa infeliz pareja formada por él mismo y su soledad. Aspira una profunda bocanada como intentando absorver el mundo, y con él su tristeza.
En la ventana una enorme luna con su triste sonrisa le mira desde la distancia, silencioso espectador de su autodestrucción, pero él no puede verla, desde que Penélope se fué sus ojos han dejado de ver luz, sus oídos solo escuchan el crepitar de su alma, devorada por la llama del remordimiento, de la culpa y de la pena. El mundo se ha convertido en un lugar inhóspito, indeseado, continuo recuerdo de lo que tuvo y perdió, de lo que existió y desapareció. Así que se esconde en su hogar, ese antiguo molino que durante infinitos felices días fue refugio del amor, de las confesiones entre susurros, de los gemidos entre caricias. Ese antiguo molino que lo guarda ahora como un tétrico sarcófago, último paso antes de abandonar. Los acantilados por los que pasearon su amor son ahora afilados cuchillos que le devoran el alma, las olas que acunaron sus noches de pasión le recuerdan en la noche su inabarcable amargura, su inevitable final.
Solo la lectura le acompaña en estos días, Byron, Poe,… son sus amigos en la noche, oscuros compañeros que alimentan sus pesares.
Tras apurar el porro se abandona a la melancolía, cierra los ojos y se recuesta en el sillón, solo la luz mortecina de una vela delata la escena que allí transcurre. ¿Cuánto tiempo pasó hasta que escuchó esa voz? Nadie podría saberlo, solo sabemos que la escuchó, en su oído, como un susurro, esa voz sin género, sin edad, esa extraña voz que en cambio le resultaba conocida, cercana, estaba seguro de no haberla oído nunca y al mismo tiempo le resultaba sobrecogedoramente familiar. Torpemente consiguió girarse y ver sobre el respaldo del sillón algo que le heló el alma, ¿cómo había llegado hasta allí? Y lo que es más extraño, ¿como un cuervo podía hablarle?, pero en realidad no le hablaba, al menos no como estamos enseñados a verlo, su pico no se movía, ningún sonido salía del animal, pero por inexplicable que parezca en su mente lo oía, con una claridad absoluta se formaban las palabras y las frases en su mente: “ Eres patético, ¡mírate!, no vales nada, aún menos que nada. Sin ella no eres nadie y lo sabes, ella era lo único que daba sentido a tu miserable vida”, “no puedes engañarte igual que no puedes engañarme, solo postergas el momento final, ¡serás cobarde hasta el último segundo de tu insignificante existencia!”.
A pesar de lo extraño de la situación, o quizá debido a eso, las palabras del cuervo desgarraron su corazón como afilado cuchillo, ¿a quién quería engañar?, su mundo se iba ido al carajo, sin ella las fiestas dejaron de divertirle, los amigos dejaron de llamarle, ya no era divertido, su sola presencia en una fiesta provocaba el tedio en todos los asistentes, si, no podía engañarse más, con ella se fue su razón para vivir, ahora solo se arrastraba por este mundo esperando una salida que no encontraba, y que quizá estaba mucho más cerca de lo que pensaba.
Tambaleándose se acercó a la ventana, la vista era sobrecogedora, desde lo alto del molino podía ver las olas rompiendo contra el acantilado empujadas por ocultas fuerzas que le llamaban en la oscuridad, en lo alto la luna llena iluminaba la noche, marcando una frontera entre el mundo conocido y la tenebrosa oscuridad.
Abrió la ventana e inmediatamente pudo sentir la brisa en su pecho, sus cabellos alborotados se le clavaban en los ojos,…. El cuervo se apoyó en el alféizar, miró hacia abajo, había una gran caída y al final de ella le esperaban unas robustas rocas, amenazantes…. “Házlo, cobarde, acaba con esta ignominia de existencia, ¡libérate!”.
Marcos abrió la ventana, la luz de la luna inundó la estancia, miró abajo, adelante, ya no había marcha atrás, la hora había llegado. Ahora podía comprenderlo todo, las señales no dejaban lugar a dudas. Todo ocurrió en unos segundos, un cuerpo cayendo, el crujir de los huesos contra las rocas inundando la noche, unos ojos mirando hacia el cielo, unos ojos que no mostraban miedo, ni pena, ni tristeza,… solo incredulidad.
En lo alto una ventana que se cierra, y unos ojos que miran al fondo a través del cristal, observando el pequeño cuerpo despedazado, la sangre tiñendo las plumas y los ojos mirándo al infinito. Volvió al sillón, apagó la luz y se abandonó al sueño….

Show must go on

Ahí vamos a por el segundo intento, mejor que el primero, menos nervios, más placer y por suerte una excelente clown por compañera.... ¿donde queda la ingeniería?...... lo veremos en próximos capítulos.....

viernes, 3 de julio de 2009

Cabaret

Hoy acudí de nuevo al Circo Price, un lugar donde lo extraordinario se funde con lo cotidiano, una auténtica delicia.
Hoy la actuación consistía en un Cabaret, una pequeña locura que mezclaba con talento circo, música, poesía y humor. Me gustaron todos, desde la mejicana guerrera y su tequila hasta la gata trapecista y su sensualidad, pasando por el trapecista stripper, la cabaretera y sus ligas, los acróbatas y sus piruetas, la cantante contorsionista,..... pero sin duda lo que más me ha gustado ha sido la actuación de Angel Pavlovsky, un auténtico genio del escenario, un provocador sutíl, un humanista, nos deleitó con un monólogo en el que podían pescarse perlas de sabiduría como salmones remontando el río. Me quedé con algunas:
" me gustó mucha la infancia, es la única época en que las pesadillas solo se tienen cuando se está dormido "
" envejecer no es tan malo,....... si observas la alternativa "
" el amor es como un pequeño pajarillo entre tus manos, si aprietas demasiado lo asfixias y si abres demasiado se escapará volando"

Para terminar consiguió crear un momento mágico, consiguió sustituir los aplausos por besos lanzados al aire, todo el público lo ovacionó con miles de besos lanzados al vacío, el sonido era poesía, cerrando los ojos uno podía bucear en esos besos...... y no acabó ahí, se despidió con la siguiente frase, " sigan buscando la felicidad en el teatro, y si tienen la suerte de encontrarla espero que también tengan la suerte de compartirla con quien deseen".... ¿ qué mejor deseo puede haber?


jueves, 2 de julio de 2009

Leemos para pensar..

Aquí dejo un estracto del libro "los versos satánicos" de Salman Rushdie que al menos a mí me da bastante que pensar...

"El hombre que se inventa a sí mismo necesita a alguien que crea en él para demostrar que ha conseguido lo que se proponía. Otra vez haciendo de Dios, dirán ustedes. O también pueden bajar unos cuantos escalones y pensar en el Hada Campanilla; las hadas no existen si los niños no dan palmadas. O podrían decir, simplemente: en eso consiste ser un hombre.
No es únicamente la necesidad de que otros crean en uno, sino la de creer en otro. Ahí lo tienen, el amor"

miércoles, 1 de julio de 2009

Perdida en la ciudad

Perdida en la imensidad de la gran ciudad,
la maldita tierra prometida,
la maldita aúrea oportunidad
convives con el desprecio de los transeuntes,
con el calor, el hambre y la soledad,

Tus ojos revelan la pena,
el rugir de la tempestad,
tu cuerpo cansado se arquea
por unos céntimos de solidaridad.

El semáforo,
metáfora de un mundo sin piedad
se convierte en tu morada,
arco iris perdido en la inmensidad

¿dónde quedaron tus sueños?
¿quién te arrojó a la mar?
a lo lejos ves un velero
que sabes que nunca podrás alcanzar...

Este juego de banqueros
al que todos quieren jugar
genera muchos ganadores, ninguno bueno,
y muchas almas condenadas a vagar...

ancladas a su miseria,
con lamentos en su morral,
esparcidos por las arterias
de esta ciudad imperial.....


Imágen tomada de: http://www.losandes.com.ar